viernes, 5 de diciembre de 2008

Anhelando un regreso anunciado...

Hacia tiempo y no por insensible que no sentia imperiosas ganas de ahogarme en los abrazos...esos abrazos que son conocidos ,casi que crecieron y fueron expandiendose con una misma, abrazos que contienen , que acarician,que cobijan , que recuerdan que el mundo es mas grande y confortable de lo que rutinariamente creemos...Ahogarme hasta pedir por favor que dejen entrar aire a mis pulmones...entrar en un estado de convulsion por motivo de cosquillas recibidas y ofrecidas...jugar cual infante y conquistar plazas de barrios con mi pares de entre 6 y 7 años...mirar dibujitos, tomar la leche con dulce casero de ciruelas...regar las plantas de la abuela...caminar en el cesped de casa...siestas a la sombra del almendro...silencio...hace tiempo que no sentia tantos miedos tanta angustia tantas presiones que me hagan regresar al punto de partida como refugio...acurrucarme en el hueco que contornea mi cuerpo, acompañarme de la sangre de mi sangre...regresar a la paz...La paz que no solo esta alli ni aca, que no tiene un solo rostro ni un par de abrazos...regresar a la paz de donde sali...subir el hilo de mi tela...recordar el perfume del consuelo, el sabor del amor, la textura de lo cierto, la mirada del perdon.

4 comentarios:

Ely dijo...

Este ultimo relato.. me llego mucho.. me pego, diria en una palabra.
Cuantas veces he anhelado eso... cuantas veces me ahogado, y esa sensacion de miedo y angustia invade todo el cuerpo que ni siquiera me deja respirar..
Pero se tambien que eso pasa... que tengo un presente y un futuro, que mis pies estan hoy ahi... y asi como estoy, fuerte o debil, transito este camino que es la vida.

un abrazo
ely

Güisy Pérez-Cuadrado Señoráns dijo...

Que lindo cielo! Esos brazos en que cobijarte son los mismos que sueño yo. Donde te acurrucas y puede pasar un huracán que sabes que ni se te moverá un solo pelo, porque ...estás protegida, fuera por esos momentos de tus días, de tus miedos, de tus angustias, de tu tener que ser un ser independiente, cuando lo que deseas es depender, dejarte cuidar, volver a ser como una niña.
Entraré a leerte, me gustó.
MIl besos.. Güisy

CeRkadELmAr dijo...

ey! llevaba unos días sin pasar por estos barrios bloggeros...!

tu último texto... un billete de tren hacia 15 años atrás en mi vida. tú música... que decir de Ismael Serrano, tanto narró nuestras vidas...!

PD. Tú día de ayer... espero que sólo quedase en eso, en ayer.


me encantan tus textos!

MARIO ALONSO dijo...

Qué sencillo es un abrazo... y sin embargo qué maravilloso poder tiene!!!

Daría lo que fuera por encontrar un rinconcito como el que tú buscas, hoy, aquí, ahora.

Ojalá lo encuentres... ojalá yo también lo encuentre...