martes, 24 de febrero de 2009

Corazón mientras abrazo tu niñez
te retengo la inocencia de tus días,
la ingenuidad y la confianza a ciegas del que ve horizontes pequeños;
Amor contengo entre mis dedos
la adolescencia efusiva de tus primeras revoluciones hormonales,
tus conflictos cual fantasmas atozigandote,
tu primer enamoramiento...
y custodio con ternura la impulsividad que percibo te inundó.
Vida, testigo de tu juventud, quisiera cautivarla,
abrazar cada expresión de vida que brota de tu cuerpo
y cada expresión de muerte que brota de tu herida...en tu cuerpo también ...
Hoy tengo ganas de abrazarte...en ese abrazo abrazar tus veinti tantos...
y abarcarlos...integrarlos en mi vida y en la tuya.
Decirle si a cada instante de tus días ,
decirle si a tus "no puedo" a tus "no quiero",
regalarle mi silencio a tus ruidos,
mis sonrisas a tu angustia y
mis certezas a tu incertidumbre...
Hoy quiero abrazarte y decirte si.

7 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

a cada instante de tus días siempre les diré que si, un abrazo inmenso...

hermoso poema nos acaricia hoy en tu post..

saludos inmenso te dejo siempre por tu bello blog..

un beso poeta

AAN dijo...

Pues cántaselo o escríbeselo.

Genial la foto...

Beso

Alatriste dijo...

Pues aquí te dejo un fuerte y sentido abrazo, pues para mí, son algo imprescindible. Los añoro mucho en día a día. Espero que estés bien, amiga. Cuídate.

Luzzy Duran dijo...

hay veces que el si, esta tan cerca, a segundos de brotar de nuestra boca y de pronto algo pasa y no lo decimos, no podemos no queremos, no somos capaces del atrevimiento de un decir dos letras.
Un beso y miles de abrazos vale

"Libélula" dijo...

Muy bello poema.

Pasaba dejarte un saludo, hace bastante que no andaba por aca, en realdiad por ningun blog, he estado un poco ocupada por la facultad, pero ya me estoy poniendo al día!

besos!

Ediover Núñez C. dijo...

:D


encantado de leerte, mejor dicho de sentirte y de complacerme de tan delicada pieza de sentimientos...

¡Vaya! cada día me sorprendo más de los poetas escondidos que se encuentran dentro de "personas comunes"

Dios te bendiga, un placer pasar a rayar por acá



Ediover Núñez C.

elena dijo...

preciosisima foto y preciosisimo texto.

un abrazo