sábado, 4 de abril de 2009

Espero...



Espero...

El día en que desandes caminos y emprendas el nuestro.

Ese instante en que se te consuma el corazón de amor, mientras te rodeo con mis brazos.

Ese sueño del que despertemos juntos, con aroma a tierra y rocío.

Esa mirada que me habilite a sondearte sin más preámbulos y con la simpleza del amor.

Ese suspiro que me indique que las barreras de una ves por todas fueron destruidas.

Ese beso que sea tan nuevo, como la esperanza de que es posible creer y amar.

Esa sonrisa que me regale la complicidad de ser uno solo,hasta en las pequeñas cosas.

Esa palabra que explique la teoría de la relatividad por si misma.

Ese gesto que unifique lenguajes y abra las puertas de nuestro modo de comunicarnos, único.

Te espero desde la eternidad...

5 comentarios:

Güisy Pérez-Cuadrado Señoráns dijo...

Tus palabras también son muy profundas y bellas. Es como leerme a mi misma. Sentimos con los mismos corazones, parece.
Veo que eres seguidora de Ismael Serrano, al igual que mi hermana (My), a la que también sigues en su Blog por lo que he visto.
Gracias por tu visita y por dejarme tu huella. Volveré a visitarte.

Un fuerte abrazo.
Güisy

Alatriste dijo...

Que la espera no se te haga larga y sea fructífera. Te deseo lo mejor, muchacha. Un abrazo muy fuerte. Hasta pronto.

Alatriste dijo...

Confío en que tuvieras buen fin de semana. Cuídate mucho, guapa. Hasta pronto.

My dijo...

ahora ya no se.. si es tan bueno esperar.. pero mientras el corazón lo dicta.. yo también espero.

sshhh..

Alatriste dijo...

¡Hola!
¿Cómo estas?, ¿Cómo va todo?
Me acordé hoy de ti y por eso me perdí un ratito entre tus palabras.
Un abrazo desde mi humilde desván y felicidades por tus escritos. A ver si saco un poco más de tiempo, pues últimamente estoy bastante agobiado, pero ya ves que no me olvido de ti.
Hasta pronto.